Descubre Cáceres, Lanzarote y otros lugares. Curiosidades y noticias sobre Cáceres, Patrimonio de la Humanidad

11 de julio de 2011

Castillo de Marvão

Ayer aprovechamos para ir a conocer una de las ciudades que tenía en mente desde hace tiempo: Marvão. Queda aproximadamente a una hora y veinte minutos de Cáceres. Primero pasamos por Valencia de Alcántara, donde conocimos varias atracciones de allí (eso será en otra entrada). Tras pasar un largo tiempo en ella, decidimos ir para Marvão, que está apenas unos 15 minutos de Valencia de Alcántara.






Entre lo que conocimos de esta ciudad, vimos el Castillo. Quedé fascinada lo bien conservado que está, sus murallas, jardines... en fin todo me gustó. Para llegar a él no nos queda más remedio que subir y subir las cuestas de esta ciudad, pero merece la pena.

Antes de entrar al Castillo os recomiendo que echéis un vistazo a los Jardines de Santa María, preciosos y muy bien cuidados. 











El acceso al Castillo es gratuito y nada más entrar te das cuenta de por qué es tan especial. Las vistas desde él son absolutamente fantásticas, impresionantes. Su situación privilegiada le situó como punto de vigilancia de la frontera, a 15 kilómetros. Se encuentra a 850 metros sobre el nivel del mar y toda la ciudad de Marvão se encuentra rodeada de sus murallas.





Para muestra, os dejo como siempre fotos, para que miréis y comprendáis lo que digo.


Como podéis ver, tiene una situación estratégica que hacía difícilmente que fuera asediado, ya que se encuentra edificado en acantilados, rodeando el pueblo de murallas. Antes de la entrada al Castillo encontramos otra muralla, siendo la segunda barrera antes de su acceso. La última foto de esta entrada está tomada desde la Torre de Homenaje (el torreón) y podéis ver la estructura del mismo, irregular debido a donde se encuentra emplazado.



 Podéis subir por las estrechas escaleras que dan acceso a las murallas y recorrerlas, al igual que a las diferentes torres que tiene. Aunque si tenéis algo de vértigo, os puede resultar difícil. En mi caso, lo tengo. El subir fue estupendo, el observar los paisajes también. El problema se presentó al bajar, pues todas las escaleras, excepto una (que es metálica, no es original) no tienen barandilla y se me hizo algo difícil el bajar por tan estrechos escalones, no porque no pudiera, sino la sensación de "caer" fue algo extraño. Pero bajé el primero de los escalones y me paré. Ahí la situación ya fue a mejor. Así que hice lo mismo con todos los demás. 









Me podréis decir que por qué si tengo vértigo, subí. Bien, sería una verdadera pena haber ido hasta esta ciudad, haber subido hasta el Castillo y no hacer la visita al completo. Fui la única de mi familia que subió, pero realmente mereció la pena. 

Está compuesto por dos estructuras, quedando en el medio la Plaza de Armas, con árboles y jardines bien cuidados. En el último edificio es donde se encuentra la Torre del Homenaje y para acceder a ella, primero tenéis que subir las escaleras metálicas, luego entráis en una habitación muy alta donde hay otras pequeñas escaleras en su parte derecha. Ahí, una vez llegáis veréis otras escaleras que dan acceso a esta torre. 



Alto, muy alto, pero mereció la pena.









9 de julio de 2011

Castillo de Montánchez

Uno de los sitios que más he visitado últimamente es el Castillo de Montánchez, ya que hace un par de meses hemos abierto un asador en ese pueblo que se llama igual: El Castillo, que espero que vayáis si os acercáis hasta allí.









El Castillo está medio en ruinas, pero el recinto exterior sí se puede visitar. Se puede divisar desde prácticamente todo el pueblo. Dentro de él se encuentra la Ermita de de Nuestra Señora de la Consolación, de la que os hablaré en otra entrada. 









El castillo se encuentra en un elevado Cerro de la Sierra de Montánchez, de ahí que en su época de más esplendor fuera un punto estratégico. Su construcción data del siglo VIII, aunque a lo largo de los siglos ha sido modificado, se conservan algunas cosas de la época árabe y visigoda.

Lo maravilloso de visitar este castillo es el paisaje que se puede contemplar desde él, las vistas de la Sierra son impresionantes. Incluso se pueden divisar otros pueblos de alrededor.



Para llegar hasta él no es muy complicado una vez que lleguéis a la Plaza Mayor, pues os va indicando por la calle donde debéis meteros. No tardaréis mucho hasta dar con él. Antes de empezar a subir a él, veréis que está el Cementerio y justo a la izquierda una gran cuesta a los pies del castillo. Según me han contado, cuando llegan las fiestas del pueblo, sacan a la Virgen en Romería, bajando por esta espectacular cuesta. Lo único malo que veo es que no se encuentra vallado y puede resultar peligroso. 

La entrada al Castillo es gratuita, aunque sólo se puede visitar, como ya os he dicho la parte exterior. Al menos, como digo, merece la pena visitarlo por las increíbles vistas que tiene. Ya me diréis si vais para allá.













4 de julio de 2011

Iglesia de Santiago, Cáceres

Seguimos conociendo más sobre mi ciudad, en este caso, os presento la Iglesia de Santiago, a extramuros de la ciudad. Es una de las iglesias que más me gustan, es realmente impresionante. Se encuentra situada en la Plaza del mismo nombre, cerca del Palacio de Francisco de Godoy y muy próximo a la Plaza Mayor. 








Cuando entramos en ella observamos que está compuesta por una sola nave y que el Altar Mayor está en la parte izquierda, con rejas. Es el único que tiene rejas de las iglesias que conforman la Parte Antigua. Data del año 1557 y su autor es Alonso de Berruguete. Una maravilla también, es grandioso y con mucho detalle.







En la Iglesia se encuentra la imagen de Ntro. Señor Nazareno, muy conocido y popular en la procesión del Silencio (o de la madrugá).

Fijaros en lo maravilloso de su techo, tan elaborado. Es una de las más "cotizadas" junto la de Santa María y la de la Montaña para las bodas. Pertenezco a la Cofradía del Nazareno y dentro de ella, antes de salir los desfiles procesionales, todos los hermanos rezamos y nos preparamos para el gran esperado momento. La solemnidad de la Iglesia es nuestra compañía. 



Un bello recuerdo si pasáis por Cáceres, el acercaros hasta esta preciosa iglesia, digna de varios momentos fotográficos en nuestra cámara ;-)  Para llegar a ella si estáis en la zona de la Plaza Mayor, basta ir por la parte de abajo, al final del todo, encontraréis unas pequeñas callejuelas. Si bajáis por la primera que os encontráis de frente (Calle Muñoz Chaves), continuad bajando y a la derecha, por la calle Camberos, daréis enseguida con ella, apenas a unos pocos metros.







Como podéis observar en las fotos, el estado de conservación es excelente. Ah y también fijaros en las "habitantes" de esta Iglesia (las cigüeñas).




Related Posts with Thumbnails