Descubre Cáceres, Lanzarote y otros lugares. Curiosidades y noticias sobre Cáceres, Patrimonio de la Humanidad

28 de febrero de 2011

Parque del Príncipe, Cáceres

Buenos días, en esta nueva entrada voy a hablaros de uno de los parques más antiguos de Cáceres, el Parque del Príncipe. Se encuentra situado en el centro de la ciudad, entre la Avda. Hernán Cortés y la de Rodríguez de Ledesma. Es grande, está muy bien cuidado y desde bien pequeña tengo recuerdos de él.








Este parque cuenta con 22 hectáreas de extensión, un paseo central con bancos bien ciudado y varias fuentes a lo largo de este gran paseo. Además en su entrada por Rodríguez de Ledesma tiene un jardín botánico y por la parte del final una fuente que ha sido restaurada por la Escuela Taller. Ahora que está el tiempo bien, dar un paseo por este parque en medio de la urbe, implica el estar relajado y disfrutar del canto de los pájaros, sin darte cuenta que a tan sólo unos metros está el corazón de la ciudad con el ruido normal del pasar de los coches. 




Los jardines están perfectamente cuidados y poseen unas 500 especies diferentes de árboles. Además este parque cuenta con un Museo de Esculturas al Aire Libre con 27 esculturas en total de artistas como: Teresa Eguíbar, Lorenzo Frechilla, Luis Caruncho, José Luis Sánchez, Aurelio Teno o Amadeo Gabino. Fue inagurado en 1997 y la idea fue de Pepe Noja.






Un paseo muy agradable y tranquilo, sin duda alguna. Muchas veces, los estudiantes que están en la biblioteca se acercan a descansar y conversar, pues no se encuentra muy lejos. También encontramos mucha gente andando, corriendo, en bici... ¿no creéis que es una zona ideal en medio de la ciudad? Yo creo que sí. 


En la mitad del parque más o menos, y antes de su entrada por esta zona, está la piscina municipal con el mismo nombre, y un poco más arriba ya se encuentra la estatua de Hernán Cortés (El caballo, como le decimos por aquí), el Hotel Alcántara y la Calle Gil Cordero, centro de la ciudad. Al lado de la piscina está una zona para aparcar los coches que difícilmente encontramos un hueco para dejar el nuestro. 











27 de febrero de 2011

Teatro Romano, Mérida

Buenos días a tod@s, siguiendo con el viaje a Mérida que hicimos, os traigo hoy estupendas fotos del Teatro Romano, espectacular. En la información que nos dieron cuando compramos la entrada (8 € para visitar el Anfiteatro y el Teatro) indica que el graderío tenía una capacidad para 6.000 personas y que había 3 zonas diferenciadas según las clases sociales (están separadas por unos pequeños muros). 






El graderío se construyó en la ladera del Cerro de San Albín. Para acceder a él construyeron 13 puertas a lo largo del semicírculo. 
Como podéis comprobar en la foto, es increíble el estado de conservación del mismo, después de tantos siglos. Paseamos por todas las gradas y la vista es impresionante. Desde lo más alto (las que peor están conservadas) se ve a la derecha el Anfiteatro. Están uno al lado del otro. 






Lo que más impresiona, sin duda, es la zona del escenario, donde tenía lugar el espectáculo. Unas impresionantes y bien conservadas columnas corintias con réplicas de estatuas (las originales están en el MNAR: Museo Nacional de Arte Romano) de Ceres, Plutón, Proserpina y otras. 

En su momento, el suelo del escenario era de madera. Además, existen tres puertas por donde accedían los actores. 




Os doy datos del folleto informativo respecto al escenario: "Tanto artística como arquitectónicamente, el frente de la escena es la zona más espectacular del teatro. Sobre un basamento de sillares recubiertos de mármol rojo, reposan dos cuerpos de columnas de orden corintio en las que se combina el mármol azulado de sus fustes con el blanco de basas y capiteles. Sobre cada cuerpo de columnas se dispone un entablamento con arquitrabe, friso y cornisa ricamente decorado.  Un gran muro revestido de mármol cierra la escena."



Doy fe de todo ello, lo que más me llamó la atención, sin duda, fueron las enormes columnas, las estatuas, el detalle de cada una, las enormes piedras del graderío. Imaginaros en aquella época lo que supuso construir tal estructura. 





Detrás de esta hermosura hay un enorme jardín, perfectamente estructurado y lineal, con resto de mosaicos, las termas (antiguos baños), un pozo y lo que era una habitación. El recorrido como os comenté es de aproximadamente 2- 3 horas para ver las dos atracciones, pero puedes ir y venir tantas veces como quieras, no tienes una obligación de recorrido y de horario. 

Si no habéis ido aún a visitar esta maravilla, os la recomiendo encarecidamente. Está muy céntrico, no tiene pérdida, pues está en frente del Museo y al lado de Información Turística.

Qué disfrutéis de las fotos.















Related Posts with Thumbnails